.

.
.

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Granada, Granada, Spain
Empezaría diciendo que todo lo que escribo lo hago con papel y una pluma, pero mentiría. Una de mis mayores aficiones es escribir, yo lo llamaría como una especie de "escape" donde eres libremente de escribir lo que te plazca, ya sea hundirte en tus pensamientos o tan solo con deslizar tus dedos sobre el teclado comienzas a adentrarte en un mundo donde tu decides que sucede a cada instante y a cada segundo. ¿Maravilloso, verdad? No escribo para nadie, escribo para mi misma. Lo que nunca imaginé fue ver a toda esta gente leyéndome. Soy otra marioneta que ansia la libertad en esta sociedad manipuladora. Nunca permitas, por nada del mundo, que la sociedad te convierta en una persona quien no eres. Seamos libres de ser quien cojones queramos ser. Porque no hay nada más maravilloso que ser uno mismo y no como querrían que fueses. Amo la lluvia, los días de tormenta, amo el chocolate, también un buen café con leche en las tardes de invierno. Si has llegado hasta mi blog, bienvenidos pequeños mortales, si deseas quedarte será todo un placer, siempre serán bienvenidos aquí y si deseas marcharte, que así sea. ¿Te introduces en mi cuento de princesa inmortal?
Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Comparte esto.♥

Compartir
"En la vida es imposible sufrir, pero el hecho de arriesgarse por la persona a la que amas, hace que el dolor, merezca la pena."

miércoles, 18 de abril de 2012

Capitulo 11: ¿Un vampiro en una casa tétrica?


-Te recuerdo que ya estoy muerto.Veo que es imposible tener una conversación contigo sin tener que acabar peleándome, ¿no?-Me dijo Edward apollándose en la barra del bar.-
-Sí,así que da por perdido el hablar conmigo.Antes te miras al espejo,te observas y piensas un momento en la persona que te has convertido,en lo capullo que eres,y en lo imbécil que te comportas.Luego me cuentas.-Le sonreí de lado mientras me levantaba de la silla y me dirigía a los clientes para atenderles.
-Amy,por favor.-Me agarró del brazo.-
-¿Qué quieres ahora,Edward?Te lo acabo de dejar bien clarito.Nunca sentí nada por ti ni sentiré jamás.Respeta que estoy con Óskar.No intentes meterte en la relación porque te juro que...
-¿Qué,me juras qué,Amy?-Me interrumpió él.-¿Vas a matarme?
-¿Y si lo hago,qué?-Le pregunté seria.-Avisado estás.Ahora largate de aquí,estoy trabajando.Ya te he dicho mil veces que nunca,jamás volveré a ser tu amiga.Y si tu sentistes algo por mi y sientes,olvidate.
-Está bien.No te molesto más.dile a tu novio híbrido que tiene mucha suerte.Adiós,Amy.-Se fue Edward y cerró la puerta del bar de un portazo.-
-Vaya...Qué tensión hay entre vosotros dos.-Me dijo Emily.-¿Es un vampiro?
-Sí,lo es.-suspiré.-
-¿Tú novio es un híbrido?-Me preguntó Emily algo asustada.-
-Sí.Mitad licántropo,mitad vampiro.La sangre de un híbrido,si le muerde a un vampiro es bastante peligroso,se infecta y acaba muriéndose.Por eso la mayoría de los vampiros buscan a Óskar para matarle.O simplemente para experimentar con el.Si Óskar,por ejemplo,muerde a Edward en el brazo,a Edward se le infecta bastante la mordedura y necesita una cierta sangre para curarse.
-¿Qué sangre? ¿Sangre humana o sangre de un Vampiro?-Me pregunto Emily.-
-Esa es la clave.Que aún no lo sé.
-Vaya...Es sorprendente.
-Bueno,sigamos trabajando.



Seguimos trabajando todo iba bien.Sin ningún vampiro ni nada sospechoso.Le dije a Jared que iba al baño.Entré en el baño y me mojé la cara.Vi en el espejo que un chico había aparecido detrás mía,un vampiro,me giré,me salieron los colmillos,le agarré del cuello y lo estampé contra la pared.
-¡Hey,Amy,soy yo!-Me dijo Erick.-Veo que has mejorado mucho desde la ultima vez que nos vimos.Ya eres más fuerte.-Me sonrió.-
-¿Erick?-Me sorprendí.-¡Joder! ¿Cuánto hace que nos has aparecido?-Le quité la mano del cuello.-
-Si no he aparecido era para que te las apañes tu solita en los momentos duros.Eres fuerte Amy.Bastante diría yo.Además no puedo estar protegiéndote siempre.Tengo también cosas que hacer.-Rió-
-Tss.-Rechisté.- ¿Como qué? ¿Alimentarte de "barbies" imnotizadas?
-Algo así.-Rió.-
-Aunque lo que has hecho me parece bien.Ahora soy más fuerte que antes,ya que me he acostumbrado a esto de ser vampira.Lo malo es que mis padres no se lo han tomado demasiado bien y presiento en que cualquier momento me van a echar de casa o simplemente se van a ir ellos y me van a dejar aquí,sola.
-No creo que hagan eso,eres su hija.No creo que vayan a echarte de casa o se vayan a ir ellos y te dejen aquí.Simplemente tendrán que aceptar que eres una vampira y que ya no vives como solías vivir antes.Estamos hablando de que eres como un muerto que ha resucitado.
-Lo sé.Pero me asusta el echo en que mis padres me abandonen por ser una vampira.
-No dejaré que pase eso.
-¿Esque solo apareces al cabo de meses o qué?-Le pregunté.-
-Que va.Aparezco cuando más o menos te olvidas de mi.-Rió.-
-En serio,es que como no aparecías pues pensé que estabas ocupado.Ni siquiera se donde vives.
-Ya te mostraré donde vivo.-Sonrió.-Por cierto,Jared te está llamando.
-Yo no he oído nada.
-¡Amy! ¿Qué haces tanto rato en el baño?-Toco Jared a la puerta.-¿Estás estreñida o qué?-Me dijo mientras se reía.-
-¡Ahora salgo!-Le grité.- Estreñida dice...será imbécil.-Reí.-
-¡Te he oído!-Me gritó Jared mientras seguía riéndose.-
Me giré y vi que Erick ya no estaba.Así que salí del baño.
-¿Te has quedado augusto?-Me sonrió Jared.-
-¡Vete a la mierda!-Reí.-
-No te enfades mujer,todos hemos estado estreñidos alguna vez.
-¡Qué yo no estoy estreñida!-Le grité.-
-Mejor pararé con la gracia,no quiero ver a una vampira cabreada.-Me sonrió.-
-Sí,mejor para.


Terminemos de trabajar y cerremos el bar.
-Bueno.Mañana os doy la paga a las dos.-dijo Jared.-
-¡Genial.-Respondimos ambas.-
-¡Hasta mañana,chicas!
-¡Hasta mañana!


Fuimos Emily y yo caminando asta nuestras cosas.
-¿Como se siente ser vampira?.-Me pregunto Emily mientras me sonreía.-
-Bueno,más complicado que ser humana
-¿Has matado alguna vez a alguien?
-Creo que esa clase de preguntas no deberías preguntarme.
-¿Eso es que si?-Me preguntó.-
-¿Tienes novio,Emily?-Le pregunté yo.-
-¡No es justo,no me cambies de tema!-Rió.-
-Te he dicho que no deberías preguntarme ese tipo de preguntas.Reí.-¿Te gusta Jared verdad?-Le pregunté.-
-¿Como lo sabes?.-Me preguntó ella.-
-Te lo veo en los ojos cuando le miras.-Sonreí.-Yo creo que también le gustas.

-¿En serio?Yo creo que no.

-¡Oh,vamos no seas tan negativa!
-Es lo que pienso.
-Pues no pienses eso.Mañana mismo si quieres le pregunto.
-Entonces genial.-Rió.-
-Si hace falta le imnotízo y le pregunto.-Reí.-
-¿Pero eso es peligroso?
-Claro que no.-Reí.-
-Entonces hasta mañana,Amy.
-Hasta mañana,Emily.


Entre en casa ,subí a mi habitación y llamé a Katy.
-¿Sí?-contestó ella.-
-¿Katy,puedo quedarme esta noche en tu casa?-Le pregunté.-
-Claro,no hay problema-Me dijo ella.-
-Genial,llegaré en un rato.
-Perfecto.
Cogí ropa para mañana y un pijama para dormir en casa de Katy.Lo metí en una mochila negra,no muy grande y bajé las escaleras para irme a casa de Katy.
-Amy,¿dónde vas?-Me pregunto mi padre que estaba junto a mi madre preparando la cena.-
-Me voy a casa de Katy,a dormir.-Les respondí yo.-
-¿Ni siquiera te has molestado en pedirnos permiso?-Preguntó mi padre.-
-¿Qué más da? vive aquí al lado.
Mi padre se dirigió hacia a mi.
-Pero podías haber preguntado,¿no?no está bien que te vayas por tu cuenta tu sola a dormir a casa de Katy.
-Bueno,pues la próxima vez os preguntaré.-Me dirigí a la puerta.-
-¿Cariño que te pasa con nosotros?.-Me preguntó mi madre.-
-No,la pregunta es que os pasa a vosotros conmigo.desde que sabéis que soy vampira me miráis con otros ojos.
-Cielo es que...-decía mi madre.-
-¿Esque qué,mamá?-Le interrumpí.-¿Soy un monstruo,no?Te recuerdo que soy vampira y que voy a serlo el resto de mi vida.Mirarme como queráis,despreciarme,odiarme,¡como si os diera asco!pero eso no os da ningún derecho a que ahora me queráis menos a que cuando era humana.Soy la misma,joder,¿qué pensáis que ha cambiado de mi? ¿El hecho de tener que alimentarme de bolsas de sangre? pues sí,ahora me alimento de sangre.¿Creeis que soy un puto monstruo,no? ¿Creeis que no se que en cualquier momento os vais a ir por la puerta y me vais a abandonar aquí?
-¡Nosotros no hemos dicho en ningún momento que nos fuésemos a ir,Amy!-Me interrumpió mi madre-
-¡Pero lo pensáis,joder! ¡Os asusta el hecho de tener que vivir ahora con una vampira!-Les grité enfadada.- 
Mi madre izo amago de hablar,pero no dijo nada.Pasaron los segundos.Ninguno de los tres rompió el silencio.
-Puede...-Comenzó a hablar mi padre secándose las lágrimas.-Puede que nos asuste el tener que vivir con una vampira,pero eso no significa que no te queramos,Amy.Eres nuestra hija.
-Pero vosotros me dais a entender eso.Por como me miráis.La de veces que os he visto mirarme con desprecio.Eso,me duele.
-Jamás te hemos mirado así,eso es tu imaginación.
-¿Mi imaginación? Ya,claro.Me largo,ya he tenido suficiente.-Me volví a dirigir a la puerta.-
-Cariño...-Se dirigió mi madre hacia a mi y me abrazó.-No pienses eso de nosotros.Ya te hemos dicho que puede que nos asuste el tener que vivir con una vampira,pero eres nuestra hija,¿vale? te vamos a querer igual.
-Sí,eso ya lo ha dicho papá.-dije seria.-¿Puedo irme ya?
-No seas egoísta,Amy.Estamos intentando hablar contigo.-decía mi madre secándose las lágrimas.-
-Ya me lo habéis dejado todo claro,¿no? os asusta el tener que vivir con una vampira.¿Acaso pensáis que os voy a hacer daño? ¿Creeis que os haría daño? sinceramente me decepcionáis.Sois mis padres,jamás os haría daño ni dejaría que os hiciesen daño.-decía mientras me caía una lágrima por la mejilla.-
-Cariño,tus lágrimas es...-dijo mi madre sorprendida.-
-Sí,sangre.-Le interrumpí mientras me quité la lágrimas.-Y ahora si me dejáis,voy a casa de Katy.Y estoy bien,no os preocupeis por mi.
-Amy,eres vampira.Jamás volverás a estar bien.-dijo mi padre acariciándome la mejilla.-
Aparté la mirada mientras me caia otra lágrima.Me puse la mochila bien puesta en la espalda y me marché hacía casa de Katy.Empecé a caminar mientras me derrumbaba llorando.Me senté en un banco de un parque mientras me puse a llorar.Eran las tantas ya nadie había en ese parque.
-¿Qué te pasa,Amy?-Apareció Erick detrás mio.-
-Vete por favor...-dejé caer mi rostro tratando de que no viera que estaba llorando.
Erick se sentó a mi lado.
-¿Crees que soy estúpido?
-No tengo ganas de hablar,Erick.
-¿Qué es lo que ha pasado?-Insistió preguntándome.-
-Mis ...Mis padres...-dije con la voz entrecortada.-Tienen miedo de vivir con una vampira.Se piensan que les voy a hacer daño.¿Cómo pueden pensar eso? jamás les haría nada...
-No te preocupes.Es normal que tengan miedo.Ya se acostumbrarán.
-¿Se puede saber quién coño eres tú?-dijo Óskar en un tono mosqueado que apareció detrás de Erick.-
-¡Oh,vaya! El famoso chico híbrido.Me han hablado muchas cosas buenas de ti.-Le dijo Erick.-
-¿Eh serio? qué raro,soy un cabrón con algunos vampiros.-Sonrió.-
-Sí eso también me lo han dicho.-Sonrió Erick amargamante.-
Óskar se dirigió a mi y me abrazó.
-No me gusta que llores.A tus padres le importas verás como al final te aceptan.Ve a casa de Katy,te está esperando y si no vas se va a empezar a preocupar.Te acompaño asta allí.
-Está bien...-Me levanté del banco.-
-Hey tío,gracias por haber estado con ella y consolarla.-Le sonrió Óskar a Erick.-
-de nada.-Le sonrió y Erick se fue.-


Óskar me acompaño asta casa de Katy.Lleguemos y toquemos a la puerta.
-Amy...¿Y esa cara? ¿Has estado llorando?-Me pregunto preocupada.-
-Sí,ahora te cuento.-Entré a casa de Katy mientras me despedi de Óskar con un beso.-
-Hasta mañana,Amy.
-Hasta mañana.


Óskar se fue.Fuimos a la habitación de Katy.Me senté en su cama y dejé la mochila a un lado.
-Mis padres tiene miedo de vivir conmigo porque soy vampira.Se piensan que algún día les haré daño.
-Joder...Qué marrón.-dijo Katy mientras me abrazó.-


Mientras Óskar caminaba por la calle.Iba silbando y tarareando una canción.
-¡Hey tío tienes que ayudarme!-Le dijo Edward a Óskar tocándole el hombro.-
Óskar sacó los colmillos.
-¡No vuelvas a tocarme de esa forma!-le gritó.-
-¡Vale,vale tranquilo!Pero tío tienes que ayudarme.
-Claro que sí,campeón.Esperate sentado.-Óskar siguió su camino mientras seguía silbando y riéndose..-
-¡Óskar vengo de buenas! ¡No voy a hacer daño a nadie!
-Se supone que eres mi enemigo.¿Pretendes que te crea?
-Solo quiero que me ayudes a abrir una puerta que no puedo yo solo.No tengo la suficiente fuerza para abrirla ya que llevo varios días sin alimentarme.
-¿Y que hay en esa puerta?
-Si lo supiera no iría a abrirla.
-Tienes razón.Bueno.No tengo nada mejor que hacer así que te ayudaré.Por cierto.Tienes pinta de Gay,¿no te lo han dicho nunca-Rió a carcajadas.-
-No me provoques.-Rió también.-
-Bueno te lo digo para que lo sepas.En fin,llévame a donde está esa puerta.
Fueron ambos a una casa.Era bastante tétrica,la puerta de entrada no se abría.
-¿Es esta?-Le preguntó Óskar.-
-Sí,es esta.
-¿Y que es lo que quieres saber de aquí?
-Si entramos,lo sabrás.
Óskar tiró la puerta abajo de una patada.Entraron ambos y inspeccionaron la casa.
-Hey tío,ven a ver esto.
Edward vio que en la pared había un hueco que parecía como una especie de pasillo secreto o habitación secreta tapada con ladrillos.Edwards cogió una pala que había en la casa y empezó a derribar los ladrillos del hueco.
-Mierda,no tengo la fuerza suficiente.¿Lo intentas tu?
-Claro.-Óskar cogió la pala y los derribó los ladrillos.Adentro estaba oscuro y apenas se veía.-¿Tienes una linterna o algo?-Le preguntó.-
-Sí,toma.-Edward sacó una pequeña linterna del bolsillo.-
-Tú primero.-Le ofreció Óskar a que pasase Edward.-
-¿Piensas que te he puesto una trampa?
-Se me ha pasado por la mente.-Sonrió.-
Entró Edward primero mientras iba inspeccionando el lugar.Todo parecía bien asta que por las paredes comenzó a salir una especie de palos de madera gigantes y afilados y a Óskar le atravesó varios en la espalda mientras que quedó atrapado.
-Hey...Tío...Me hechas una mano?Creo que estoy atrapado.-dijo mientras se reía forzando la voz sin poder apenas hablar.-
-Esto te va a doler un poco...-dijo Edward mientras rompía los palos de madera sobre la espalda de Óskar.-
-¡Ahh! Tío,con cuidado!
-dije que te iba a doler.-Edward quitó los palos uno a uno sobre la espalda de Óskar y sobre el hombro.-
-Uf,que momento más malo he pasado.-Sonrió mientras se le cerraban las heridas.-
-¿Era una trampa contra vampiros? pues el que la aya hecho lo ha hecho mal.Bien,sigamos caminando,creo que allí hay una habitación.
-¿Pretendes que me crea que mi mayor enemigo no me va a tender aquí una trampa y tener la oportunidad de matarme?
-Te he dicho que no vengo de malas,simplemente necesitaba tu ayuda.
-¡Oh! si además de todo al final vas a resultar que eres buena persona.-Rió.-
-Mira.-Señaló Edward.-Una habitación.¿Entramos?
-¿Tú que crees,campeón?-Le preguntó Óskar sonriéndole.-
-Solo preguntaba.
Entraron en la habitación y vieron que había un ataúd
-¿Qué coño hace un ataúd aquí? ¿Habrá alguien adentro?
-¿La abrimos?
-¿Tu que crees? Estás tonto hoy ¿eh?-Se rió.-
-¡Joder y yo que sé! igual no querías abrirlo.
Abrieron el ataúd y había un hombre con cadenas en el cuerpo.Estaba muy pálido,y con un aspecto que daba asco.Tenia una daga clavada.
-¿Es un vampiro?-Preguntó Edward
-Eso parece.¿Cuánto años llevará aquí?-decía Óskar mientras observaba la cara de aquel vampiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario