.

.
.

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Granada, Granada, Spain
Empezaría diciendo que todo lo que escribo lo hago con papel y una pluma, pero mentiría. Una de mis mayores aficiones es escribir, yo lo llamaría como una especie de "escape" donde eres libremente de escribir lo que te plazca, ya sea hundirte en tus pensamientos o tan solo con deslizar tus dedos sobre el teclado comienzas a adentrarte en un mundo donde tu decides que sucede a cada instante y a cada segundo. ¿Maravilloso, verdad? No escribo para nadie, escribo para mi misma. Lo que nunca imaginé fue ver a toda esta gente leyéndome. Soy otra marioneta que ansia la libertad en esta sociedad manipuladora. Nunca permitas, por nada del mundo, que la sociedad te convierta en una persona quien no eres. Seamos libres de ser quien cojones queramos ser. Porque no hay nada más maravilloso que ser uno mismo y no como querrían que fueses. Amo la lluvia, los días de tormenta, amo el chocolate, también un buen café con leche en las tardes de invierno. Si has llegado hasta mi blog, bienvenidos pequeños mortales, si deseas quedarte será todo un placer, siempre serán bienvenidos aquí y si deseas marcharte, que así sea. ¿Te introduces en mi cuento de princesa inmortal?
Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Comparte esto.♥

Compartir
"En la vida es imposible sufrir, pero el hecho de arriesgarse por la persona a la que amas, hace que el dolor, merezca la pena."

viernes, 4 de mayo de 2012

Capítulo 14: Rebecca.







Me puse a mirar a ambos lados.Me calmé un poco por todo lo que me contó mi abuelo.Jamás me pude imaginar que mi abuela también era vampira.¿Cuántas sorpresas me iba a llevar más? ¿dónde iba a ir mi abuelo ahora? Mi madre me dijo que no le reviviese y no le hice caso,¿cometí un error?
-Tengo que irme a casa,me estoy empezando a encontrar mal.
Les dije a todos con mala cara mientras que ellos insistieron en acompañarme a casa.Fuimos caminando hasta llegar a casa mientras que yo iba pensando y pensando en como iba a reaccionar mi madre sobre al haber revivido a mi abuelo,¿y si me echaba de casa o simplemente se cabreaba conmigo? Creo que cometí un error al revivirlo.Apenas le conozco,ni siquiera me acuerdo de él cuando era pequeña.Solo lo sé por fotos que me enseñaba mi madre.Lleguemos a casa y me despedí de ellos.
-Bueno,hasta mañana.Siento haberme puesto así es que...
-¡No mujer,no lo sientas!-Me interrumpió Katy-Es normal que te ayas puesto así.Tu no sabías esto de tu abuela.
-Lo sé...-dije con desgana-¿dónde vas a ir ahora,abuelo?
-No te preocupes de eso,Amy.Sé exactamente a donde voy a ir.-me dijo mi abuelo con una pequeña sonrisa.
-Está bien.Hasta mañana,chicos.
-Amy,si quieres que esté contigo me llamas y llegaré enseguida.-Me dijo Óskar mientras me abrazaba.
-Lo sé.-Le abracé mientras sonreía.
Entré en casa y mis padres estaban haciendo la cena,les saludé y subí a mi habitación.Cogí los cascos de escuchar música y mi Mp4 y me puse a escuchar música.Sonaba "The kill" de "30 seconds to mars" me tumbé en la cama y cerré los ojos.Aún seguía pensando a donde fue mi abuelo y que estaría haciendo.No sé porque pero notaba un mal presentimiento.O quizás no era nada.Se me pasó por la cabeza aquellos momentos en los que no era vampira aquellos momentos en los que podía sentir todo.A veces me gustaría volver a sentirlo,otras no tanto.Yo antes era una chica bastante débil,no sabía como defenderme y acababa o llorando o simplemente enfadada.La gente me ha juzgado millones de veces sin conocerme,y eso era lo que más me molestaba.Hoy en día la gente te pone etiquetas como por ejemplo:"La pija" "La friki" "La rara"  "La gótica" "La emo" etc.Si esa gente no ponen etiquetas,no son nadie.La gente que se mete en las vidas de los demás no tienen vida propia.Me han llamado de Friki,rara,gótica,emo incluso murciélago.¿Murciélago porqué? ¿porque me gusta más la noche que el día? ¿ o porque salgo solo de noche? Yo nunca he sido como las demás chicas que ves hoy en día.No soy ese tipo de chicas que van nada más a enrollarse con tíos o emborracharse o simplemente fumar marihuana.En los estudios nunca he sido muy lista,me esforzaba pero no tanto.Yo era normal,con mis amigos en el instituto y pasándolo bien,no soy la típica chica popular del instituto que se va burlando de todo el que ve.¿Qué tenga el pelo negro y me maquille los ojos ya tengo que ser gótica o emo? La gente te juzga últimamente por como te vistes,te maquillas ,la música que escuches o te peinas.A mi me juzgaban por tener estilo propio y vestía como me salía de ahí abajo.Antes me dolía esos insultos,ahora,ya no siento nada.Y me gusta,me gusta el ver que ahora cuando la típica chica zorra de instituto me insulta y yo le sonrió sin afectarme en absoluto lo que me digan,la cara que pone merece la pena.Ahora,no me afecta el que dirán de mi ni el que pensarán.Si yo estoy en boca de todos,sinceramente me alegra.Si hablan a mis espaldas,me alegra,es señal de que estoy por delante.Me han traicionado millones de veces las amigas que tenía antes.Y eso me ha hecho más fuerte.Me dejaron de lado,como a un perro tirado en la calle...Esas no eran amigas,las amigas no se traicionan ni se manipulan, las amigas se ayudan.Una amiga no es aquella que cuando la dejan tirada recurre a ti porque se ha quedado sola,no.Una amiga jamás te deja tirada por otras.siempre está contigo.Esas "amigas" que yo tenía me ponían verde cuando yo no estaba,me criticaban,me insultaban,vamos,me llamaban de todo,¿qué clase de amigas eran esas? Eran puro veneno.Ahora,el karma se los devolverá algún día.Por zorras que han sido.Y con Zorras me refiero a que iban nada más que a enroyarse con tíos,vamos,lo que hacen las típicas zorras.Que ejemplo más bonito le darían sus hijas a sus madres,¿que pensarían sus madres de ellas?.Emborrachándose,fumando marihuana,porros...¿qué futuro van a tener? ¿qué va a ser de ellas en un futuro si se están auto-destruyendo? Y no lo digo solo yo,lo dice un millón de gente.Que hagan lo que quieran con sus vidas.Por mi como si se matan.Jamás sentiré pena por aquellas personas que un día me traicionaron y me hicieron daño.Puede sonar rencoroso,pero soy así.Cuándo pides perdón,aunque lo pidas el daño está hecho...Tu rompes un vaso de cristal,me pides perdón y ¿el vaso como sigue? roto,sigue igual nada ha cambiado.Por más que pidas perdón el daño está hecho.Y yo en mis 16 años me han traicionado muchísimo,me han juzgado,criticado,insultado...Y me he hecho fuerte,me hice fuerte antes de ser vampira.Sinceramente,debo dar las gracias a "amigas" que un día lo fueron y me traicionaron,como ya he dicho,gracias a ello me he hecho muchísimo más fuerte.
-¡Cariño a cenar!-me dijo mi madre.
-¡Voy,mamá!
Me quité los cascos y bajé a cenar.Ayudé a mi madre a poner la mesa y empecemos a cenar.
-Mamá.Quiero preguntarte algo.
-Claro,dime.
-¿La abuela es vampira también? 
-Sí.-Bajo mi madre la mirada.
-¿Cuántas cosas más me tienes que contar?
-Tal vez tenga que contarte algo más...pero dame tiempo,dame un día para poder contártelo.-dijo mi madre con la voz entrecortada.
-Por favor,no me asustes.
-Tranquila.No te asustes.
Seguimos cenando y terminé de cenar.Subí a mi habitación y me quité el pantalón vaquero y me puse los pantalones del pijama que eran de cuadros.Me quité la camiseta básica azul y empecé a buscar mi camiseta del pijama.
-joder,¿dónde la he dejado?-dije buscando la camiseta entre los cajones de mi armario.
-¡Fiu,fiu!-hizo óskar un leve silbido mientras se reía.
-¡Joder!-¿Cómo has entrado?-Le pregunté mientras me tapaba con la camiseta para que no se me viese el sujetador.
-Por tu ventana.-Me sonrió-¿Porqué te tapas?
-¿Eh..? Pues...porque...esto...me da vergüenza.
-Soy tu novio,algún día te tengo que ver en sujetador,tonta.-Siempre me insulta con insultos cariñosos.
-Ya...pero...¿Puedes mirar para otro lado asta que me ponga la camiseta del pijama?
-Que tonta eres.Además,ya te vi un día,aquella vez que me quedé a dormir en tu casa.
-¡Calla! girate mientras me cambio.
Se giró.
-¿Estás mirando verdad?
-¡No!-En realidad si estaba mirando de reojo.
Mientras me ponía la camiseta del pijama Óskar apareció por detrás y me acarició la cintura.
-¡Buh!
-¿Qué te tengo dicho sobre los sustos?
-Nada, cariño.-Se rió.
-¿Nada?
-Vale, ya no te asusto más, pero es que es divertido verte la cara que pones.
Le cogí del cuello y le empujé contra la cama mientras me tumbaba encima de él.
-Como te asuste yo, verás lo que es un susto-Le sonreí.
-Uh, me gusta.
-A mi me gustas tu, precioso.


Mientras tanto con mi abuelo,Bill.
Bill,tocó a la puerta de mi abuela.Esperando a que abriese el estaba bastante entusiasmado por volver a verla.Mi abuela se dirigió a la puerta y la abrió.
-¿Sí?
-Hola,Caroline.-le saludo mi abuelo sonriendole-
-Oh dios mío...Bill...¿eres...tú?-dijo mi abuela con la voz entrecortada sin poder apenas hablar y con lágrimas en los ojos
-Sí.Soy yo,aquí me tienes.
Mi abuela se lanzó a él mientras le abrazaba bastante fuerte y lloraba.No se podía creer que estaba de nuevo con él.
-Oh dios mio,te he extrañado tanto...todas las noches soñando con tu presencia,notando que estabas cerca mia y estás aquí,justo a mi lado.
-Ey,mujer,no llores que ya estoy aquí.-Se le calló una lágrima a mi abuelo mientras la abrazaba.-Oh,Caroline,te he hechado tantísimo de menos...no te haces la idea.
-Pasa,por favor,y cuentame donde has estado todos estos años.-Le ofreció a que entrase en casa.
Ambos se sentaron en el sofá mientras mi abuela le miraba asombrada al ver que estaba de nuevo a su lado.Caroline preparó un poco de té y le ofreció una taza a Bill.
-Cuéntame,¿quién te ha revivido y dónde has estado?
-Me ha revivido...Amy,nuestra nieta.
-¿Amy?-preguntó mi abuela sorprendida-
-Sí,Amy es vampira también.
-Lo sé.Me lo dije Elisabeth,nuestra hija.
-Bueno-siguió contando mi abuelo-He estado encerrado en un ataúd,con cadenas y ya sabes,una daga clavada para que no resucitase.Estaba en la pared de una casa bastante antigua y tétrica.
-¿En un pared?-Preguntó mi abuela.
-Sí,dentro.Estaba en un hueco,tapado con ladrillos y cemento,dentro habia una habitación que era donde yo me encontraba.
-Alguien te mató,¿te acuerdas de quién fue?
-Me acuerdo perfectamente,como si fuese ayer.-dijo mi abuelo con un tono de rabia y odio.


Mientras estaba tumbada en la cama abrazada a Óskar el me acariciaba el pelo.Para mi era la mejor sensación del mundo estar abrazada a el toda la noche.
-Me ha dicho mi madre-comencé a hablar-que me tiene que contar una cosa pero que le de tiempo.
-Vaya,tiene mala pinta.¿Qué crees que puede ser?
-Pues la verdad no tengo ni idea.Ultimamente me oculta muchas cosas,espero que esta vez no sea nada grave.
-¿Y si lo es?-me preguntó-
-Si lo es,supongo que me cabrearía mucho y no creo que pueda confiar más en ella.
-Es tu madre,Amy.No deberías cabrearte con ella,si te ha ocultado cosas tal vez sea por tu bien.
-Lo sé,pero no sabes lo que es que cada día averigues algo nuevo por tu cuenta y luego saber que ha sido tu madre la que te lo ha ocultado,es una mierda.
-No te preocupes,tonta,igual no es nada grave.
-Eso espero.-suspiré-.
Óskar me dijo que tenía que irse,se había hecho bastante tarde y sus padres le regañarían.Se despidió dándome un largo beso y saltó por la ventana.Cerré la ventana y me acosté en la cama.Al cabo de varios minutos me quedé dormida.
-Elisabeth,¿estás segura que le quieres contar esto a Amy?-decía mi padre a mi madre que estaban en su habitación.
-Jack,sino se lo cuento jamás podre vivir con esto.-dijo mi madre preocupada-.
-¿Y si se cabrea con nosotros por a verle ocultado algo así?
-Tiene motivos para hacerlo,pero por lo menos se lo habría contado y me habría quitado este gran peso que llevo encima durante bastante tiempo...
Mi padre abrazó a mi madre.
-¿Sabes que te quiero,no?
-Lo sé,mi amor.Yo también te quiero.


A la mañana siguiente...
Me desperté y me levanté de la cama,eran las 9:30.Me puse mis zapatillas de andar por casa azules y bajé para abajo.Mi madre preparaba el desayuno,le abracé por detrás y le dí un beso en la mejilla.
-Buenos días mamá.
-Buenos días,cariño.-Me sonrió mi madre.
Me preparé un vaso con leche y cogí una magdalena.Me senté en la silla y empecé a desayunar.
-Que raro-dijo mi madre-¿los vampiros pueden desayunar comida normal?
-Sí.-Reí.-pero es como si no desayunases nada.Ya sabes,me gusta más lo otro.
-¿La sangre,no?
-A si es.
Mi madre se sentó a mi lado y se puso a desayunar.
-¿Papá ya se ha ido a trabajar?-le pregunté-.
-Sí.Hace una hora o así que se fue.
-Mamá,no quiero ser pesada pero...¿qué es eso qué me tienes qué contar? Apenas he dormido bien esta noche por ese tema.
-Cariño...No sé como vas a reaccionar cuando te cuente esto,igual te cabreas conmigo,pero tienes razones para hacerlo.
-Joder,mamá,me estás asustando.-Le interrumpí.
-¿Quieres que vaya directamente al grano o te lo cuente más detallado?
-Cuéntamelo más detallado.
-Verás,cuándo tú tenías diez años,había una chica de dieciocho años,y esa chica era...Tu hermana.
-¿Mi hermana?! mamá yo no tengo hermanas.
-Sí,tienes una hermana,Amy.
Hubo una pausa de silencio mientras yo reaccionaba sobre lo que me estaba contando.
-¿Cómo que una hermana? ¿Está muerta? ¿Ha muerto?
-No,se fue.Tu hermana es vampira,como tú,Amy.Se llama Rebecca,te borró la memoria a los diez años para que nunca más te acordases de ella y pensaras que eras hija única.Pero no es así.Tu hermana Rebecca era mala,asesinaba a gente,mataba por gusto.Ella no es buena.
-¿dónde está ahora? ¿ y porqué me borro a mí la memoria y a vosotros no?
-No lo sé,cariño.Se marchó por su cuenta y jamás supimos de ella.Hicimos todo lo posible para encontrarla pero no había rastro de ella.Tal vez te borró a ti la memoria para que no sufrieses y hicieras todo lo posible para encontrar a tu hermana.No entiendo el porqué a mi y a tu padre no nos la borró.
-¿Y como era?
-Te parecías mucho a ella.Ella tenía el cabello negro como tú,el flequillo hacia un lado,alta, de ojos castaño claro y su piel también era algo pálida.
-¿Crees que algún día volverá?-Le pregunté algo triste-.
-No creo que vaya a volver,si no ha venido en seis años que han pasado no creo que vuelva ahora.Hay algo que tengo que contarte sobre ella también.Ella mató a tu abuelo.
-¿Le mató ella? ¿porqué?-dije sorprendida.
-No lo sé,Amy.-dijo mi madre algo triste.-Ya te he dicho que era peor que el veneno.
Terminé de dasayunar y subí a mi habitación a vestirme.Cogí unos pantalones cortos vaqueros claros y una camiseta básica turquesa y me vestí.Me puse mis converses negras y me peiné.Bajé a abajo y le dije a mi madre que salía un rato a dar una vuelta.No hacía sol,porque al anterior día estuvo lloviendo bastante y hoy estaba nublado a sí que no había ningún problema en achicharrarme.Últimamente hace muy mal tiempo por aquí.Me dirigía a casa de mi abuela,sabía que mi abuelo se encontraba allí a sí que tenía que hablar con él.Llegué a la casa y toqué a la puerta.
-Hola,Amy.-me saludó mi abuela y me dio un abrazo.
-Hola abuela.-Correspondí el abrazo mientras sonreía.
-Pasa,por favor.
Pasé y vi a mi abuelo sentado en el sofá viendo la televisión.
-Abuelo,tengo que hablar contigo.
-¿Sobre qué?-Me preguntó mi abuelo-
-Sobre Rebecca,mi hermana.
Mi abuelo se incorporó en el sofá mientras me hacía un lado para sentarme.
-¿Qué quieres saber,Amy?
-Ella te mató ¿verdad?
-A si es.Imposible poder olvidarlo.¿Cómo es que sabes que tienes una hermana llamada Rebecca?
-Me lo acaba de contar mi madre y la verdad aún sigo bastante sorprendida.
-Verás-comenzó a contarme mi abuelo.-La noche antes de que me matase estábamos teniendo una discusión.Le dije que no podía dejar su familia y marcharse así como así.Ella me empezó a gritar y a decirme que no era quién para obligarle a quedarse.Entonces le grité y le dije que era su abuelo y era quién para obligarle.Entonces,ella quiso echar a correr pero la agarré del brazo para que no se fuera.Le dije que por favor no hiciese esto.Pero no me hizo caso,me empujó.Ella sacó una daga que tenía en el bolsillo y me amenazó diciéndome que si la volvía a tocar o a obligarle a quedarse me la clavaba sin pensárselo dos veces.Yo sabía que no me la hincaría a sí que la volví a agarrarla del brazo e impidiendo que no se fuera,pero claro,estaba equivocado y me la incó.Mientras mi rostro se iba poniendo gris como la piedra caí al suelo,muerto.Luego,al a verme tu revivido me encontré que estaba en esa casa,donde ella me escondió y encerró.
-joder,sinceramente es una hija de puta.
-Ten cuidado,Amy.Puede aparecer en cualquier momento y hablar contigo o quizás no quiera solo hablar.
Abracé a mi abuelo.
-Gracias por avermelo contado,abuelo.Me alegra que estés aquí ahora.
-A mi me alegra también el poder estar con todos vosotros.-Sonrió mi abuelo mientras me abrazaba.


Por de noche:Hora 20:00
Tenía que ir a trabajar al bar Fresh blood así que me dirigí hacía el bar.Mientras caminaba notaba como si alguien me estuviese persiguiendo miré a ambos lados para asegurarme que había alguien pero no había nadie.¿Porqué sentía eso?  
-Que raro-me decía a mi misma.
-"Amy"
Escuché una voz cerca de mi oído pronunciar mi nombre,me giré rápidamente pero allí no había nadie.La voz era suave,cálida y de mujer.¿Era mi hermana o no era ella? ¿Qué cojones estaba pasando?. Me dirigí rápidamente al bar y entré.Salude a Jared y Emily y me puse el delantal negro.
-Tía,que raro-le decía a Emily.-Mientras me dirigía al bar llevaba todo el camino escuchando como una voz de mujer susurraba mi nombre.
-¿En serio?,joder,que cosa más rara.A mi me daría cague escuchar eso.-Empezó a reírse.
-Pues yo iba acojonada.-Me reí.
Empecé a atender a los clientes la noche iba bastante bien estuve un rato trabajando asta que me tomé un pequeño descanso y me senté en la barra esperando a que viniesen más clientes para atenderles.Cogí la pequeña libreta que tenia en el bolsillo del delantal y me puse a dibujar tonterías porque me aburría.
-¿Te aburres,eh?-Me dijo Jared riéndose.
-Pues sí,no viene nadie ahora.
-Ya vendrán.
Pasaban los minutos y entró una mujer por la puerta.Se dirigía a mi pero yo no presté atención a quien entro ya que estaba entretenida pintando.Me tocaron el hombro por detrás,me giré y la vi.
-Hola,hermana.-Me dijo Rebecca.
-¿Re...Rebecca?-dije con la voz tartamudeando y alucinada.
-A si es.-Me sonrió.