.

.
.

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Granada, Granada, Spain
Empezaría diciendo que todo lo que escribo lo hago con papel y una pluma, pero mentiría. Una de mis mayores aficiones es escribir, yo lo llamaría como una especie de "escape" donde eres libremente de escribir lo que te plazca, ya sea hundirte en tus pensamientos o tan solo con deslizar tus dedos sobre el teclado comienzas a adentrarte en un mundo donde tu decides que sucede a cada instante y a cada segundo. ¿Maravilloso, verdad? No escribo para nadie, escribo para mi misma. Lo que nunca imaginé fue ver a toda esta gente leyéndome. Soy otra marioneta que ansia la libertad en esta sociedad manipuladora. Nunca permitas, por nada del mundo, que la sociedad te convierta en una persona quien no eres. Seamos libres de ser quien cojones queramos ser. Porque no hay nada más maravilloso que ser uno mismo y no como querrían que fueses. Amo la lluvia, los días de tormenta, amo el chocolate, también un buen café con leche en las tardes de invierno. Si has llegado hasta mi blog, bienvenidos pequeños mortales, si deseas quedarte será todo un placer, siempre serán bienvenidos aquí y si deseas marcharte, que así sea. ¿Te introduces en mi cuento de princesa inmortal?
Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Comparte esto.♥

Compartir
"En la vida es imposible sufrir, pero el hecho de arriesgarse por la persona a la que amas, hace que el dolor, merezca la pena."

domingo, 17 de junio de 2012

Capítulo 16: Ella tenía sentimientos.


Cuando aquella noche por poco me violaban, Óskar y yo fuimos a su casa.Necesitaba estar con el más que nada porque me salvó de esos asquerosos tíos.En mi vida lo había pasado tan asquerosamente mal.La verdad, esa noche tiré por un barrio donde había gente bastante chunga.Por ese barrio siempre había drogatas, borrachos, fumetas,Yonkies...Todo ese tipo de gente, pero, tenía que ir a casa.Hubiese sido mejor marcar el número del taxis e irme, o simplemente coger un taxis pero esa noche necesitaba caminar.Necesitaba que me diese un poco el aire ya que estaba un poco agobiada con el trabajo y con el temita de mi hermana.Ni siquiera pude defenderme de aquellos dos tíos porque su amiguito me tenía agarrada de los brazos.Lo pasé bastante mal....Lo único que pude hacer para defenderme fue darle una patada en las partes de aquel imbécil, pero el muy hijo de puta cuando le di la patada me pegó un puñetazo en la cara.Me sangraba el labio.Se me pasó por la cabeza que me matarían allí mismo, pensé que me violarían aquella misma noche en ese oscuro callejón.Pero por suerte vino Óskar y pudo darle lo que se merecían aquellos hijos de puta.Les mató, les giró la cabeza hacia atrás y les provocó la muerte.Normal, Óskar es un híbrido tiene muchísima fuerza.Si alguien intentase huir de él probablemente no lo conseguiría, ya que se mueve más rápido que el movimiento del ojo humano.Los "Híbridos" son bastante fuerte, más que un vampiro normal.Aunque, los vampiros que tienen bastante años también suelen ser bastante fuertes, pero no más que un híbrido.Además de Óskar tiene que haber más híbridos por esta ciudad o en alguna que otra parte del mundo.Por ahora yo solo conozco a él.Como ya dije anteriormente, si un híbrido muerde a un vampiro, ese vampiro moriría.La mordedura de un híbrido infecta a un vampiro normal y si no se cura lo antes posible muere.Para curarse necesita una cierta sangre,pero aún no sabemos que sangre puede ser si la de un Humano o un "medio humano" osea un "dividido".Los divididos son mitad humano mitad vampiro.Quienes beben su sangre obtienen dones de ellos, porque los vampiros carecen de ellos.O tal vez lo que cura la mordedura de un Híbrido sea la sangre del híbrido.
Óskar y yo estábamos tumbados en la cama,hablando.
-Y una vez más, te doy las mil gracias por salvarme.-Le sonreí mientras le acaricié la mejilla.
-Qué tonta eres.-Se rió.-Sabes que siempre, siempre te protegeré asta el fin de mis días.
-Creo que me tienes que enseñar de tu fuerza.-Me reí.
-Que va, tu también eres bastante fuerte.-Sonrió.
-Pero no más que tú.Por cierto, tus padres aún no sabes lo que eres, ¿no?
-No, aún no lo saben.Se enteraran de algún modo u otro algún día, lo sé, pero por ahora no se si soy capaz de decirle lo que soy.Se que me van a tomar por un monstruo.
-Mis padres ya lo van aceptando.Lo que aún no le he dicho es que he visto a mi hermana.Creo que se ha hecho muy tarde, tengo que ir a casa.Mis padres estarán preocupados.
-No te pienso dejar ir sola de nuevo.-Me sonrió.-Te acompaño, ¿vale?
-Claro, mejor que sí.-Le sonreí.
Nos levantemos ambos de la cama y nos dirigimos al salón de Óskar.Óskar cogió las llaves de su casa para volver a entrar luego de nuevo.Salimos de su casa y nos dirigimos caminando hacia la mía.
-¿No crees que es un poco extraño que un híbrido se enamore de una chica vampira?-Le pregunté con una sonrisa.
-¿Extraño? Puede.Pero el corazón no elige de quién se enamora.-Me sonrió.
-Buena respuesta.-Reí.-¿Crees que habrán más híbridos como tú?
-Yo creo que sí.Yo no recuerdo el porqué soy híbrido, no se desde cuando estoy siendolo solo sé que me desperté un día así.
-Yo jamás me pude imaginar que llegasen a existir los vampiros,pensé que solo era un cuento chino.Pero ahora cambio mi forma de pensar.Totalmente.
-Yo también pensaba eso.Pero mi mente me daba que pensar cuando salia una muerte en las noticias y eran mordeduras en el cuello de una persona.O tenía el corazón arrancado.Un corazón no es posible arrancarlo de un solo puñetazo en el pecho y sacarlo como si nada,para ello se necesita una fuerza sobrenatural y es así como los vampiros se los sacan a un humano o a los de su especie.Por supuesto que la fuerza de los vampiros es superior a la de los humanos.

-Totalmente de acuerdo.
-¿Echas de menos ser humana?
-A veces sí, y otras no.-suspiré.-No estaría mal volver a mi vida de antes pero si hay algo de lo que no me arrepiento en todo esto es; averte conocido, revivir a mi abuelo, ver a mi abuela de nuevo feliz y encontrar a mi hermana.
-¿Tu hermana estaba esperando a que fueses vampira?-Preguntó algo serio.-
-Por lo que yo creo sí.Es raro que al ser vampira aparezca de nuevo y busque algo de mi, si es que busca.
Hubo una pausa de silencio entre nosotros dos mientras que Óskar se paraba en mitad de la calle,me agarró del brazo y me miró fijamente.
-¿Qué te pasa?-Le pregunté mirándole extrañada.
-¿Quién fue el que te convirtió en Vampira?
-Erick Sullivan...¿Porqué lo preguntas?
-¿No has pensado en si Rebecca mandó a Erick a que te convirtiese en Vampira
-¿Crees que fué ella la que le mandó a que me convirtiesen en vampira...?
-Piénsalo un poco, Amy, ¿sino porqué ha venido de nuevo atí?
-Si por casualidad tienes razón y ha sido ella la que mandó a Erick hablaré muy seriamente con Rebecca.
-Ten cuidado, aunque sea tu hermana, ten cuidado.No quiero que te pase nada.
-Lo tendré.
Llegué a casa.Me despedí de Óskar y entre en casa.Dejé las llaves en la mesa de la entrada y me dirigí al salón.Mi madre estaba dormida en el sofá.
-Mamá.-Le susurré.-Vete a la cama, ya he llegado a casa.
-Te he estado esperando,¿no has visto mis llamadas en el móvil?
Miré móvil y vi tres llamadas perdidas de mi madre, tenia el móvil en silencio.
-¡Oh mierda! se me olvidó quitar el silencio del móvil.
-Tu siempre igual, Amy.-Rió mi madre incorporándose en el sofá.
-Mamá, antes de que te vayas a dormir tengo que contarte una cosa.
-¿Ahora? es muy tarde, cariño.
-Lo sé, pero quiero que lo sepas.
-Bueno, pues cuéntamelo.
-He visto a mi hermana ,Rebecca.
-¿¡Como?!-Exclamó mi madre.
-Sí, ha venido hoy al Bar y bueno, he ido a abrazarla y ella no me ha correspondido el abrazo.Me ha dicho que no ha venido para volver con nosotros.Me lo ha dicho en un tono muy grosero, pero mamá, yo voy a hacer todo lo posible para que mi hermana vuelva a ser como antes.Sé que ella no es así.
-Ha pasado mucho tiempo, Amy.No creo que vaya a cambiar.
-Sé que en ella hay unos pocos de sentimientos humanos que les quedan, lo sé, solo que no quiere demostrarlos.
-Ten mucho cuidado.Te puede hacer daño.
-Lo tendré.Cuéntaselo mañana por la mañana a papá lo que te he dicho.Voy a dormir, estoy cansada.
-Vale, buenas noches.
-Buenas noches mamá.
Subí a mi habitación, cogí el pijama de mi armario y me cambié.Me acosté en la cama y apagué la luz.Mi hermana me dijo que mañana por la mañana me recogería un coche negro.No me fió de ella, ni de lo que quiere.Pero es la única manera en la que puedo hablar con ella, y lo necesito, necesito saber porqué se marchó y el porqué de tantas cosas.Cuando estaba dormida empecé a tener un sueño muy raro en el cual estaba Óskar en el bar que yo trabajo y estaba con una chica los vi besándose y cuando me acerqué a ellos vi que era Emily mi amiga de trabajo.Cogí un cuchillo y se lo lancé a Emily en el cuello.Cuando Emily calló muerta al suelo Óskar sacó una estaca y me la clavo.
Me levanté de un sobresalto,sudando y con la respiración agitada .Miré la hora y eran las cuatro y cuarto.Encendí la luz de mi mesita de noche.
-Qué fácil es meterme dentro de tu cabeza.-dijo Rebecca sentada en la silla de mi escritorio.
di un salto hacia atrás por el susto y la miré.
-¡¿Tu has hecho que tenga ese sueño?!
-¡Sh! mamá y papá duermen, no hables tan fuerte.-Rió.-Y si, yo he hecho que tenga ese sueño.
-¡Vete al infierno!
-¿Ves lo fácil que es meterme en tu cabeza? que divertido ha sido manipular tus sueños.
Aparecí enfrente de ella y la agarré del cuello estampándola contra la mesa de mi escritorio.
-¡Largate de aquí!-dije enfadada con los ojos totalmente negros.
Rebecca me sonrió, me agarró de la cintura y me estampó contra la cama.Se puso ella encima mio agarrándome del cuello.
-Si mañana no te montas en ese coche haré daño a lo que más quieres.-dijo apretándome el cuello.
-Ni se te ocurra hacerle algo a mamá y a papá.
-Te estoy avisando.Tu y yo tenemos que hablar de muchas cosas.
-¿Fuistes tú la que mandaste a Erick Sullivan a que me convirtiese en vampira?
Rebecca me sonrió y me soltó el cuello.Se quitó de encima mio y salió por la ventana.
-¡Espera! ¡Rebecca!-Le grité.
Miré por la ventana para ver si estaba pero ya no estaba.
-¿Porqué hay tanto misterio en ella...?
Me volví a dormir en la cama.Está claro que tendré que montarme en ese coche.No quiero que nadie más muera.


A la mañana siguiente.
-Amy, cariño baja a desayunar, ya está el desayuno.-dijo mi madre.
-Ahora bajo.-dije yo aun medio dormida.
Mi madre empezó a subir las persianas, entrando toda la luz del sol.
-¡No, mamá espera!-Le grité.-¡La luz!
dí un salto de la cama y se me estaba quemando la cara y los brazos por el sol.Estaba empezando a salirme humo de la cara.
-¡Ahh! ¡joder! -Salí corriendo y me encerré en el baño.
-¡Oh, lo siento, cariño! ¡Te juro que no me acordaba de esto!-Se le escapó a mi madre una pequeña risilla.
-Baja la persiana, y podré salir del baño.-dije en un tono cabreada.
Mi madre bajo la persiana.
-Si quieres que baje a desayunar la próxima vez no me hagas esto.
-Perdona, cielo, no me acordaba que los vampiros ardían al sol.-Se rió.
-deberías dejar de ver las películas de la saga crepúsculo, mamá, yo no brillo a la luz del sol.
Mis heridas de quemaduras empezaron a desaparecer.
-¿Y porqué no brillas?-Me preguntó mi madre riéndose.
-Porque vivo en el mundo real donde los vampiros de toda la vida han ardido al sol.
-Hmm tiene sentido.
-Yo te he dado una respuesta de lo más sincera.-Reí.
Bajemos ambas a desayunar y nos sentemos en la mesa.Me puse a desayunar mis cereales mientras que mi madre llamó a mi padre para hablar sobre lo de anoche.
-Jack, ayer Amy vio a Rebecca.
-¿En serio?
-Sí, en serio.Cuando ella estaba en el bar, trabajando Rebecca apareció por  la puerta y se dirigió a ella.Amy fué a abrazarla pero ella no le correspondió el abrazo.¿Crees que ha venido porque nuestra hija Amy ahora es vampira?
-Puede ser.Rebecca ha cambiado en todo este tiempo.
-Sí, y mucho.¿Crees que algún día volverá de nuevo con nosotros?
-No lo sé, cariño, no lo sé.-Le abrazó mi padre.
-No os preocupeis ¿eh? que de eso ya me encargo yo.-Reí.-Varéis como algún día todo volverá a ser como antes.
Llamaron a la puerta y mi madre fué a abrir.
-Hola, soy Emily, la amiga de Amy.
-Oh, pasa.Está desayunando.
-Hola Emily.-Le sonreí.
-Hola.Tengo que hablar contigo.
-¿Sobre qué?
-Sobre esto.-Emily sacó un colgante con una bolita en medio que era un tipo de piedra.
-¿Qué es eso?-Le pregunté cogiendo el colgante.
-Es un colgante que está hechizado  para que los vampiros no ardan al sol y puedan salir libremente a la luz del día, sin quemarse.Está protegido.
-¿Y como lo sabes? ¿funciona en serio?
-Soy bruja, y te lo he hechizado yo.Y no soy una bruja con escoba volando,traje negro con sombrero y su piel es verde y fea.Eso son cuentos.-Se rió.-Bruja me refiero a poderes.
-¿Eres bruja?-Le pregunté sorprendida.
-Sí, mi madre lo era y lo heredé de ella.
-Has dicho...¿Era?
-Mi madre murió...
-Oh, lo siento, Emily.¿Como...murió?
-La mataron unos vampiros cuando yo era pequeña.
-¿Y tú padre?-le pregunte.
-No tengo padre.Nos abandono a mi y a mi madre.
-Oh mierda, la estoy cagando en todo.Perdona por preguntarte esto...
-No importa,necesitaba contártelo de todas formas.-sonrió.-Yo ahora vivo con mi abuela que por lo menos cuida de mi.
-Me imagino que odiarás a los vampiros por lo que le hicieron a tu madre.
-Sí, los odio.
-¿Y porqué me estás ayudando?
-Porque aunque seas vampira, se que tienes aun sentimientos humanos, y no eres como los demás vampiros, que matan por gusto.
-Vaya...esto...No sé que decirte en todo esto.Me has dejado sorprendida.
-Tan solo acepta el colgante.-Me sonrió.-¿Quieres que lo comprobemos si funciona?
-de acuerdo.-Me puse el colgante y salimos a fuera.
El colgante realmente funcionaba de verdad no me estaba achicharrando como siempre cada vez que hacia sol.Por fin iba a poder salir a la calle de día.Y disfrutar del sol como antes.
-¡joder es realmente sorprendente! ¡No me estoy convirtiendo en cenizas!
-Te lo dije.-Sonrió.-Ahora ten mucho cuidado a que alguien te lo arranque del cuello y tu estés en plena luz del sol.
-Lo tendré.-Reí.-Tu al ser bruja tienes mucho poder, ¿no?
-Sí, más o menos.Aún no controlo mucho esto de ser bruja, mi abuela también lo es y ella me está enseñando sobre la magia que tengo.Puedo controlar a un vampiro.
-¿Controlarlo?
-Sí.Si un vampiro me intenta atacar puedo hacer que en su cabeza aya un enorme dolor que caiga de rodillas al suelo.Puedo hacer que ardan.
-Vaya,es sorprendente.¿Por eso tenéis armas contra vampiros Jared y tu? ¿Jared sabe que eres bruja?
-Sí, el lo sabe,es el primero que lo supo.Si vas a ir a ver a tu hermana, ten mucho cuidado.
-¿Mi hermana, la conoces?
-No la conozco, pero cuando entró al bar la noche pasada pude ver en ella algo que jamás vi en un vampiro.
-¿Qué vistes...?
-Maldad,muertes,sangre...tu hermana es mala.Ten mucho cuidado Amy.-Me dijo Emily abrazándome.
Me sorprendí por su abrazo,estaba resultando ser muy maja y que realmente se preocupaba por mi.Gracias a ese colgante podre salir a la calle.Le debo una a Emily.Que Emily sea bruja es fantástico.No solo hay vampiros aquí, sino que también hay brujos.La madre de Emily lo era, ella lo heredó de su madre y su abuela también lo es.El padre de Emily también sería brujo.
-Ahora tengo que irme, recuerda lo que te he dicho,Amy.-Me dijo Emily sonriendome.
-Muchísimas gracias por todo, Emily, en serio.Te debo una bien grande.
-No te preocupes.Si te ayudo es porque tu no tienes maldad.Solo te preocupas por tu hermana Rebecca,quieres que vuelva a ser como antes.
-Así es...espero conseguirlo algún día.
-Seguro que lo conseguirás.-Me sonrió.
Emily se fue y yo entré de nuevo en casa para quitarme el pijama y vestirme.Subí a mi habitación y busqué en mi armario unos pantalones cortos vaqueros y una camiseta de tirantes básica roja.Cogí la ropa y me cambié.Me peiné y me puse mis converses rojas.Hoy hacía bastante calor.Estábamos ya en verano,era junio.Pasó un año desde que me convertí en vampira.Aun lo recuerdo como si fuese ayer.Erick Sullivan fué quién me convirtió en vampira aquella noche de Junio.Han cambiado tantas cosas desde entonces...tantos momentos, reencuentros.Y ahora tenía una hermana.Una hermana que es pura maldad y antes no era así.Recuerdo cuando jugábamos de pequeñas por casa,corriendo por los parques,imaginándonos ser cantantes.Tengo dieciséis años no sé cuantos tendrá ella...a pasado tanto tiempo.
Mi objetivo es conseguir a la hermana que un día tuve,que un día me quería,que le importaba.Es doloroso saber que tienes una hermana y esa hermana no te quiere, te odia.Y por eso, no me rendiré.Como bien ya dije, ella no es así.Sé que no es así y si me equivoco que me caiga muerta al suelo ahora mismo.Lo conseguiré, lucharé para conseguir que mi hermana vuelva a ser la misma de antes.
Cuando iba bajando por las escaleras de mi casa me llamaron al móvil.Contesté y era mi abuelo.
-¿Sí?-Respondí.
-Amy.Sé que has visto a tu hermana, y sé que ahora mismo te diriges hacia ella.¿Sabes que ella fue la que me mato?
-Sí, lo sé.
-Como bien ya dije,tu hermana no es la misma de antes.Haz lo correcto,si quieres dirigirte hacia ella, hazlo, pero ten muchísimo cuidado.No sabes si te tiene un trampa preparada, o quiere matarte.No quiero perder a mi nieta.La única vampira en la familia que sabe como controlar la sangre,y su sed.No quiero perder a nadie más...Amy.
-Y no me vas a perder, abuelo.No me vas a perder.
-¿Me lo prometes?
-Te lo prometo.-Me calló una lágrima por la mejilla.
Guardé de nuevo mi móvil en mi bolsillo y me dirigí a la calle.Salí y allí estaba el coche negro, aparcado.Tenía los cristales tintados así que no podía ver quien conducía.Me llamaron por el móvil de nuevo y conteste.
-¿Quién es?
-¿Te vas a subir en el coche?-dijo mi hermana con una pequeña risilla.
Me quedé callada unos segundos mientras miraba aquel coche.¿Y si mi hermana me hacia daño? 
-Sí,me voy a subir en el.-Le respondí.
-Perfecto.
Colgué la llamada y me volví a meter el móvil en el bolsillo.Me dirigí hacia el coche y un anciano salió de el.
-Buenos días señorita Smart.-Se inclino el anciano sonriéndome.
Me sorprendí por tal amabilidad de aquella persona anciana.
-Buenos días...-Le dije con un tono apagado.
El anciano me abrió la puerta y con su mano me ofreció a que me sentase en el asiento.
-¿Sube?-Me preguntó.
-Sí.-Le respondí.
Me subí en aquel coche y el anciano cerró la puerta.Se volvió el a subir y arrancó el coche.Nos dirigimos a la casa de mi hermana.
-Es usted muy guapa señorita Smart, se parece mucho a su hermana.-Me sonrió el anciano mientras conducía.
-Gracias.-Me sorprendí.-¿Trabajas para ella?
-Soy su mayodormo.Me dedico a mantener el bien estar de la casa.
-Oh,¿y te gusta?
-Claro.La señorita Rebecca me trata muy bien.Me considera como de su familia, para ella es como si yo fuese su abuelito.
En ese mismo momento por las palabras que me dijo el anciano me dí cuenta de que Rebecca se sentía sola.Y necesitaba tener a alguien como considerar de su familia.Me sorprendí.
-¿Vives en su casa?-Le pregunté.
-Sí, tiene muchas habitaciones y una me la ha dedicado a mi.Y vivo con ella.
-¿Usted no tiene familia?
-Oh, señorita, no me gustaría hablar de ello...-dijo el anciano en un tono triste.-No, no tengo familia.La señorita Rebecca es como si fuese mi familia.Ella es todo lo que tengo.Nunca nadie me había tratado mejor.
Es muy triste todo lo que estaba escuchando por parte del anciano.Y muy bonito por parte de ellos dos.Rebecca tenía buen corazón con el anciano.Ella se siente sola, vacía.Ya voy sabiendo un poco más de su historia.Es triste.
-Siento lastima por usted.-Le dije un poco preocupada por el anciano.
-Oh, no se preocupe, estoy mejor ahora con la señorita Rebecca.Prefiero tenerla a ella a estar completamente solo.¿Comprende?
-Claro, lo comprendo.
-Su hermana la echó de menos.Amy, no sabe cuanto tiempo se sintió vacía.
En ese momento me calló un lágrima por las mejillas.Era justo lo que quería oír.Sabía que ella me extrañaría.Sabía que tenía sentimientos.Lo sabía...

1 comentario: