.

.
.

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Granada, Granada, Spain
Empezaría diciendo que todo lo que escribo lo hago con papel y una pluma, pero mentiría. Una de mis mayores aficiones es escribir, yo lo llamaría como una especie de "escape" donde eres libremente de escribir lo que te plazca, ya sea hundirte en tus pensamientos o tan solo con deslizar tus dedos sobre el teclado comienzas a adentrarte en un mundo donde tu decides que sucede a cada instante y a cada segundo. ¿Maravilloso, verdad? No escribo para nadie, escribo para mi misma. Lo que nunca imaginé fue ver a toda esta gente leyéndome. Soy otra marioneta que ansia la libertad en esta sociedad manipuladora. Nunca permitas, por nada del mundo, que la sociedad te convierta en una persona quien no eres. Seamos libres de ser quien cojones queramos ser. Porque no hay nada más maravilloso que ser uno mismo y no como querrían que fueses. Amo la lluvia, los días de tormenta, amo el chocolate, también un buen café con leche en las tardes de invierno. Si has llegado hasta mi blog, bienvenidos pequeños mortales, si deseas quedarte será todo un placer, siempre serán bienvenidos aquí y si deseas marcharte, que así sea. ¿Te introduces en mi cuento de princesa inmortal?
Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Comparte esto.♥

Compartir
"En la vida es imposible sufrir, pero el hecho de arriesgarse por la persona a la que amas, hace que el dolor, merezca la pena."

miércoles, 1 de agosto de 2012

Capitulo 18: Toda una mentira vivida.




Jared cogió un frasco lleno de sangre humana para que me la bebiese.Llevaba cerca de un mes sin alimentarme y ya notaba los cambios de mi cuerpo, si seguía así acabaría muriéndome lentamente.Jared tenía razón, es lo que soy, una vampira al igual que los humanos necesitan alimentarse para vivir los vampiros también tenemos que hacerlo.Pero lo que yo tenía claro era que no quería matar a nadie más.Si tenía que alimentarme acudiría a Jared o a Erick.Son los que más me pueden conseguir sangre sin tener que matar a nadie, aunque, no sé si Erick se alimentará de bolsas de sangre o de personas.Pero Rebecca si que lo hace, y eso me aterra.Yo maté a unas cuantas por que no podía calmar mi sed y sin embargo me sentaba mal matarlas, veía el miedo en sus ojos de aquellas personas, las lágrimas, las suplicas por seguir viviendo,  luchaban por salvar sus vidas ¿Quién no estaría asustado de un monstruo así?
La gente nos llama "Monstruos chupa-sangre"  incluso "demonios"  pero, llevan razón, nos alimentamos de sangre humana, matamos  a gente para poder vivir, Pero, a diferencia de los demás vampiros que hay por aquí veo que soy la única que no quiere seguir siendo ni alimentarse de sangre humana.Me doy miedo a mi misma, cuando me entra la sed de beber sangre es casi imposible no controlarme, pero, supe como hacerlo y llevaba tiempo sin alimentarme.Un vampiro puede aguantar mucho tiempo sin alimentarse pero en su cuerpo habrán cambios, estará débil y de un aspecto bastante feo.Por eso, yo sufría esos cambios, me estaba volviendo débil.Así que tenía que beberme ese frasquito que me dio Jared.


-Bébetelo.
-Está bien...-Cogí el frasco y me lo eché a la boca.
Sabía tan bien esa sangre, era deliciosa.Bebía con ansia, como si estuviese cansada y necesitase un vaso de agua.
-¿Ahora estás mejor?
-Mucho mejor.-dije limpiándome las pequeñas gotas que se me caían de la boca.
-¿Ves? Tienes que aceptar que eres una de ellas, Amy, eres vampira quieras o no.
-Lo sé, pero no quiero tener que matar a nadie.
-Hagamos una cosa.Tengo un montón de bolsas de sangre en este almacén, muchos vampiros vienen a comprarme cuando tienen mucha sed.Si no quieres alimentarte de personas, vendrás aquí, te daré unas cuentas bolsas y te durará mucho tiempo, ¿de acuerdo?
-de acuerdo.-Le sonreí.
-Ahora vuelve al trabajo y has como si no hubiese pasado nada.


Me levanté de la silla del almacén y subí las escaleras para volver al trabajo.Ahora estaba con fuerzas gracias a Jared.Atendí a una mesa que se sentaron unos clientes.
-¿Qué van a tomar?
-Hmm, dos cervezas.-dijo la mujer que había sentada al lado del hombre.
-Ahora mismo se las traigo.
Fui a la barra, cogí dos vasos y eché las dos cervezas.
-Amy, ¿Qué te ha pasado antes?-Me preguntó Emily preocupada.
-Me he desmayado porque llevaba ciertos días sin alimentarme.-Le susurré.
-Oh dios mio, ¿estás loca?-Se sorprendió.
-¡Sh! ¡Calla, pueden oírnos!-Reí.-Ahora ya sé que lo tengo que hacer, no te preocupes, no volveré a cometer este error.

-Eso espero.-Sonrió.
Les llevé las dos cervezas a las dos personas y volví a la barra.Cuando terminé de trabajar volví caminando a casa, llamé a Óskar por el móvil.
-¿Qué te pasa? Estás muy distante conmigo ultimamente.
-No me pasa nada.-Me dijo con un voz algo seria.
-¿Seguro? porque no es propio de ti que estés así.-Reí.
-Verás, tengo que contarte algo.
Me empecé a preocupar y a ponerme nerviosa.Odiaba esas palabras.
-¿Qué tienes que contarme...?
-Hablamos en el parque cerca de donde tu trabajas, nos vemos allí.-Me colgó.
-¿Pero qué...?
Fui a paso ligero hasta el parque.Estaba preocupada, esas palabras salidas de su boca sonaban tan frías...
Cuando llegué al parque le vi sentado en unos de los banquillos, era muy tarde, así que no había nadie allí.
-¿Qué quieres decirme?-Le pregunté con la voz entrecortada.
-Verás, todo este tiempo que he estado contigo...-Empezó a hablar.-Ha sido genial, estoy enamorado de ti pero...
-Vaya, con "peros" eso no es nada bueno.-Le interrumpí y me empecé a reír nerviosa.-Venga, sigue contando.
-Pero todo ha sido una mentira.
-¿Como...?-Le pregunté sin entender la situación.
-Que toda ha sido para acercarme hasta a ti y conseguir todo lo que tiene Jared en su almacén.Todas esas bolsas de sangre humana, también la sangre de vampiro...
-Para, para, para.-Le interrumpí.-¿Cómo que una mentira? ¿Todo este tiempo que hemos estado juntos ha sido una mentira?
-Sí.-Me dijo agachando la cabeza y sin mirarme a los ojos.
-¡Vaya! ¿Hablas en serio? y yo todo este tiempo creyéndote que me querías, me has tenido bien engañada.Y todo para conseguir lo que tiene Jared en su almacén.-Reí con una risa falsa.-Eres realmente sorprendente.Pero me has engañado bien.
-Amy, escucha...
-¡No voy a escuchar nada más!-Le grité.-¡No sabía que "tus para siempre" duraban solo meses! ¡Me has tenido todo este tiempo engañada!
-Pero me estaba enamorando de ti en serio.
-¡Vete a la mierda!-Le empujé entre lágrimas.-¿Cómo has...como has podido hacerme esto? Y yo pensando: "es genial estar enamorada de la persona indicada" ¡PERO NO! ¡TÚ no eras la persona indicada en mi vida! ¡Me das asco!
-Amy...-Óskar me cogió de la mano antes de que me fuese.
-¡Qué te jodan!-Le volví a empujar.- fuí la más gilipollas del planeta por no Darme cuenta antes.Siempre fuiste un cabrón y lo seguirás siendo, espero que te pudras en el infierno, Óskar.
Entre lágrimas intenté irme de aquel parque, pero me di media vuelta y le miré a la cara.Detrás de mi camiseta, en mi pantalón tenía una daga escondida por si algún vampiro intentaba atacarme.Óskar me miro extrañado, me acerqué a él mientras le miraba fijamente.
-¿Sabes? has sido la persona más especial que he tenido en mi vida, hemos pasado muchos momentos juntos y ha sido genial, me has apoyado en todo, ha sabido como hacerme reir y como hacerme llorar, y lo sabes.Pero si hay algo que de mi madre aprendí es....-Me acerqué a su oído y le susurre.-Todos queremos felicidad, nadie quiere dolor, pero ¿como puedes tener un arcoiris sin una pequeña lluvia?
Saqué la daga de detrás de mi.Óskar se sorprendió mientras esquivándome se alejo detrás de mi.
-Amy...no quieres hacerlo.-dijo sorprendiéndose.
-Créeme, sí que quiero.-Le lancé la daga pero él la esquivó y me cogió de los brazos hacia atrás.
-¿Realmente quieres hacerlo? Puedo ver en tus ojos que no.Sé que aún me quieres, y sientes cosas aún por mí.
-Claro que aún te quiero, pero, no merece la pena estar contigo.Hay mejores que tú, no mereces ni una lágrima que caiga por mis mejillas.
Le dí una patada en sus partes mientras el me tenía de las manos agarrada.Dí un salto hacia atrás y volví a coger la Daga.Mostrando mis colmillos enfurecida me volví a acercar a él.
-Una persona realmente fuerte no necesita la aprobación de otros como un león no necesita la aprobación de un cordero.
Corrí hacia a él con la daga en la mano y me puse encima de él para clavársela en el corazón.
-Te recuerdo que soy mitad vampiro mitad licántropo.-Me dijo.
-Eso a mi no me importa.SI tengo que luchar, lucharé.
Óskar me empujó contra un árbol y me dí una buena hostia.Mientras él se ponía en pié yo por el dolor intentaba ponerme también en pié.
-¿Pero qué...?-dijo Óskar sorprendido.-¿Por qué no puedo transformarme...?
-Hay que saber ser rápido y saber cuando tu enemigo te está atacando .-Le dije incorporándome de nuevo.
Óskar se miró así mismo y vió que tenía la daga clavada en el corazón.Su piel se estaba volviendo gris como la piedra mientras se quedaba sin fuerzas.Corrí hacia él le quité la daga y le arranqué el corazón con el puño, le volví a clavar la daga en el estómago.
-Como has hecho....
-Puede que un híbrido sea más fuerte que un vampiro normal.Pero lo que tú no has sabido hacer es atacarme.No tenías tanta rabia como yo te la tengo ahora mismo a ti.No me arrepiento de nada, pero lo que no voy a dejar es que un mentiroso como tú que ha estado jugando con mis sentimientos se interponga en la vida de mis amigos, como Jared.Tenías planeado matarle para quedarte con toda la sangre que tiene guardada en su almacén.No me das ninguna pena, sino que ahora me das asco.Todo este tiempo imaginándome una vida contigo, pero no, tú no eras el chico que ando buscando.Y ahora mismo, que te estás muriendo y lo estoy viendo con mis propios ojos, espero que te pudras en el infierno y allí sentirás el dolor que ahora mismo he sentido al saber que todo esto era una mentira.
Óskar cayó muerto al suelo con la piel totalmente gris, como se le pone a un vampiro cuando muere.Lo cogí y me lo llevé arrastrando hacia el contenedor más cercano.Abrí el contenedor, lo cogí y lo tiré hay como si fuese un muñeco.Tiré su corazón arrancado con él.Llamé a Emily por el móvil y le dije que viniese al parque en cuanto vino vio a Óskar muerto.
-¿Qué has hecho...?-dijo asustada y sorprendida.
-Haz que arda.
-¿Qué...?-dijo sin comprender la situación y algo asustada.
-Este chico me ha estado mintiendo, quería matar a Jared para quedarse todo lo que tiene en su almacén.Ha estado jugando con mis sentimientos...Tu eres bruja, haz que arda, por favor.No tengo tiempo para contarlo todo, te prometo que te lo contaré cuando esté muerto de verdad, ahora mismo está muerto pero si arde lo estará mejor.Es una locura, se que estás pensando eso pero te prometo que te lo contaré.
-Sí, es una verdadera locura pero, ¿estás segura que quieres que lo haga?
-En mi vida había estado de algo más segura.
Emily miro fijamente el contenedor haciendo que arda.El cuerpo de Óskar ya se estaba quemándo.Viendo como se quemaba el cuerpo miré a Emily.
-¿Estás bien?-Me preguntó como si sintiese pena por mi.
-Ahora perfectamente.
Sonriendo cerré el contenedor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario