.

.
.

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Granada, Granada, Spain
Empezaría diciendo que todo lo que escribo lo hago con papel y una pluma, pero mentiría. Una de mis mayores aficiones es escribir, yo lo llamaría como una especie de "escape" donde eres libremente de escribir lo que te plazca, ya sea hundirte en tus pensamientos o tan solo con deslizar tus dedos sobre el teclado comienzas a adentrarte en un mundo donde tu decides que sucede a cada instante y a cada segundo. ¿Maravilloso, verdad? No escribo para nadie, escribo para mi misma. Lo que nunca imaginé fue ver a toda esta gente leyéndome. Soy otra marioneta que ansia la libertad en esta sociedad manipuladora. Nunca permitas, por nada del mundo, que la sociedad te convierta en una persona quien no eres. Seamos libres de ser quien cojones queramos ser. Porque no hay nada más maravilloso que ser uno mismo y no como querrían que fueses. Amo la lluvia, los días de tormenta, amo el chocolate, también un buen café con leche en las tardes de invierno. Si has llegado hasta mi blog, bienvenidos pequeños mortales, si deseas quedarte será todo un placer, siempre serán bienvenidos aquí y si deseas marcharte, que así sea. ¿Te introduces en mi cuento de princesa inmortal?
Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Comparte esto.♥

Compartir
"En la vida es imposible sufrir, pero el hecho de arriesgarse por la persona a la que amas, hace que el dolor, merezca la pena."

jueves, 6 de diciembre de 2012

Capítulo 26: ¿Recuerdas como nos conocimos?




Emily sangraba por la frente. Tenía una herida por el impacto que recibió cuanto Rebecca la empujó contra la pared. Seguía inconsciente.
Jared, al escuchar una especie de estruendo se extrañó bastante. Se asomó a la puerta de el sótano y mencionó el nombre de Emily. Pues Emily no contestaba. Se empezó a poner nervioso, pero si bajaba al sótano no atendería el bar y eso sería un grave problema. Justo en ese preciso momento entró Erick, que venía a hacerle de nuevo la visita a Rebecca. Erick, al ver la cara de Jared supo que había problemas. Se dirigió a él y le preguntó:
-¿Ha pasado algo?
-No lo sé, pero he llamado a Emily y no contesta, hace un rato que oí un ruido que me extrañó bastante. Será mejor que cierre el bar.
Jared le explicó a la gente que tenía que cerrar el bar por motivos personales. Algunas personas ponian mala cara, otras se iban sin más. Cuando salió toda la gente, Jared cerró la puerta y ambos se dirigieron al sótano. Bajaron con rapidez, y al ver que la puerta estaba abierta ambos se empezaron a preocupar. Corrieron y Jared entró adentro al ver que Emily estaba inconsciente en el suelo, la cogió, la incorporó e intentó reanimarla. Erick observaba por ambos lados si estaba Rebecca por alguna parte, pero no lo estaba, se había escapado. Emily comenzó a abrir los ojos lentamente mientras empezaba a sentir el dolor de su frente. Al tocarse con su mano se fijó que caía unas cuantas gotas. Jared cogió un botiquín para curar las heridas. Emily se quejaba.
-¿Qué ha ocurrido?-Preguntó Jared.
-Se ha escapado. Cuando le llevé la botella de sangre la pasé a través de la rejilla, pero ella no reaccionaba, parecía que estaba muerta. No reaccionaba, no respiraba, ¡no se oía nada!
Tenía muy mal aspecto y me pensaba que realmente estaba muerta. Abrí la puerta, me lo pensé muchas veces y al ver que pude ver que estaba muerta, que no era así, me agarró al girarme y me estampó contra la pared. Luego ya no recuerdo nada más.
-Tuviste que haberle tirado tan sólo la botella por la rejilla.-Suspiró.
-¡Jared, creía que estaba muerta!
-Lo sé, lo sé, tranquila. Ya veremos lo que hacemos.
-¿Qué va a pasar ahora...?
-Me temo que algo malo, seguro.-Respondió Erick.
Estuvieron sentados en el suelo un buen rato hablando, pensando, planeando en que hacer con Rebecca. Pues parecía que todo estaba perdido con ella. Se preguntaba en que haría ahora sabiendo que fuimos los que le encerremos. Quizás se vengaba, quizás  mataba a más gente, quizás nos mataría a todos.
Tras una larga conversación, llegué al bar de Jared. Estaba con Ángel, Jhon y Katy, que me quisieron acompañar. Intenté abrir el pomo de la puerta pero no giraba, estaba cerrada. Toqué con tres golpes esperando a que Jared me abriese, quería ver a mi hermana.
-¡Jared!-Grité mientras tocaba a la puerta.-¡Abre, soy Amy! ¿Estás ahí?
Oyeron mi voz así que subieron las escaleras del sótano con rapidez y abrieron la puerta de entrada del bar. Me fijé en la herida de Emily, ya no sangraba pero tenía mal aspecto.
-¿Y esa herida?-Pregunté.