.

.
.

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Granada, Granada, Spain
Empezaría diciendo que todo lo que escribo lo hago con papel y una pluma, pero mentiría. Una de mis mayores aficiones es escribir, yo lo llamaría como una especie de "escape" donde eres libremente de escribir lo que te plazca, ya sea hundirte en tus pensamientos o tan solo con deslizar tus dedos sobre el teclado comienzas a adentrarte en un mundo donde tu decides que sucede a cada instante y a cada segundo. ¿Maravilloso, verdad? No escribo para nadie, escribo para mi misma. Lo que nunca imaginé fue ver a toda esta gente leyéndome. Soy otra marioneta que ansia la libertad en esta sociedad manipuladora. Nunca permitas, por nada del mundo, que la sociedad te convierta en una persona quien no eres. Seamos libres de ser quien cojones queramos ser. Porque no hay nada más maravilloso que ser uno mismo y no como querrían que fueses. Amo la lluvia, los días de tormenta, amo el chocolate, también un buen café con leche en las tardes de invierno. Si has llegado hasta mi blog, bienvenidos pequeños mortales, si deseas quedarte será todo un placer, siempre serán bienvenidos aquí y si deseas marcharte, que así sea. ¿Te introduces en mi cuento de princesa inmortal?
Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Comparte esto.♥

Compartir
"En la vida es imposible sufrir, pero el hecho de arriesgarse por la persona a la que amas, hace que el dolor, merezca la pena."

domingo, 30 de junio de 2013

Entre cielo e infierno: Capítulo 03: Una nota extraña.



Scarlett se limpió las lágrimas, aún temblando. Se intentaba mantener fuerte, fingir que no estaba asustada. ella ya se sintió varias veces al borde de la muerte en varias ocasiones, pero esta le superaba. Llevo observando Demonios mucho tiempo, se dijo a si misma, he comprendido que no todos los Ángeles son buenos, y que no todos los demonios se dedican a matar, de hecho, se podría decir que esta noche hay uno en mi apartamento.
 Alzó la vista lentamente y pudo apreciar las alas de Nathan detrás de su espalda, ella aún no la había apreciado tan bien.  Las alas de Nathan se desvanecieron como por arte de magia haciendo un sonido bastante curioso. Ambos estaban detrás de un callejón, que justamente daba con el edificio que anteriormente estaban.
Scarlett se sintió patética al no poder defenderse de aquél Ángel, ella no se esperaba en absoluto que iba a amenazarle con lanzarla al vació, ni siquiera ella tuvo culpa ahí. Aquél hijo de puta dio a elegir a Nathan entre Scarlett o el mismo. ¿Qué se esperaba que respondería? ¿Qué iba a elegirlo a él? hablamos de una chica, humana, que no tuvo nada que ver en ello y que ella no debía morir de una forma tan jodidamente cruel. Por desgracia seguía vivo, se reconocería si es él porque tenía una herida de bala en el hombro izquierdo.
Scarlett se despegó de Nathan, acto seguido ella alzó la vista y le miró.
 —Lo siento.—dijo colocándose un mechón de su cabello tras la oreja.
—¿Qué lo sientes, dices?—preguntó Nathan casi sorprendido.
—Sí, lo siento. Ha sido mi culpa, no debí seguirte, no debí llegar a la terraza del edificio.

lunes, 3 de junio de 2013

Capítulo 29: Márchate de aquí, no seas idiota.



Mi ropa estaba completamente empapada por la lluvia que no pareciese que fuese a calmar. Miré mi camiseta y parte de ella no estaba, estaba desgarrada por las garras de aquél ser, monstruo, vampiro, lo que fuese. Me arrancó un trozo de camiseta con tanta fuerza que incluso se podía apreciar parte de mi sujetador. 
Estaba cansada, me encontrada sentada en el suelo sin importarme empaparme aún más, total, ya me encontraba completamente mojada. Miré por un instante a Erick, que en su hombro izquierdo no tenía manga ya que el monstruo aquél también se la desgarró, pero no aprecié el hombro y que no tuviese manga, aprecié su herida, era profunda había sangre no hacía apenas unos minutos que le clavaron su propia Katana en su hombro. Vi como la herida de Erick cicatrizaba, más bien desaparecía. Lo bueno de ser vampiros es que la heridas cicatrizan rápido, y era cierto. 
Erick se dirigió a Jared y acto seguido se abalanzó a él para abrazarle, le dio dos palmaditas en la espalda mientras le abrazaba. En realidad, si no hubiese sido por él nos hubiese costado muchísimo más matar a ese ser. Qué irónico, un vampiro abrazando a un humano, y que ese humano odia precisamente a los vampiros. Una situación algo rara pero conmovedora. Honestamente a Erick era imposible odiarle, tenía más humanidad que los propios vampiros, se podría decir que tenía más corazón que los propios vampiros. 
A Jared no le caía mal Erick, e incluso pensaba que era un buen tío, pero había una persona que despreciábamos con todo el odio y el asco del mundo; Rebecca.
Cuando vi sus ojos, nublados, a punto de quebrarse, me di cuenta que podía mostrar sus emociones, que podía sentir, que sentía tanto como nosotros. Pero es lo que pasa cuando te encierras en tu mundo, desprecias a los humanos, no tienes respeto por nadie, odias a todo ser humano que se te acerque, sólo eres tú y nada más que tú. Y la soledad. La soledad que tuvo que sentir Rebecca, sin nadie, completamente sola, vacía, sin ayuda de nadie, soledad y nada más que soledad.  Si vives tanto tiempo en soledad, acabas siendo una persona fría, que no muestra ningún tipo de sentimiento, que está roto y vacío por dentro, que le gustaría tener a alguien que le escuchase y le comprendiese pero tan sólo tiene a cuatro paredes que ni le escuchan ni le comprende, ni nunca te darán un tipo de respuesta. Al final te acabas acostumbrando y todo ese dolor, ya no lo sientes, forma parte de tu vida. Todo aquello debió ser muy duro para Rebecca, sabiendo que tiene su familia cerca pero no podía regresar a casa, no quería regresar a casa, ella era un monstruo y estaba destrozada y descontrolada.  
Erick me tendió la mano y con una sonrisa me dijo:
-Volvamos a casa.-agarré su mano y me levanté del suelo, alejándonos de aquél lugar.